NOTICIAS

Conozca toda la actualidad de ARRI

Procesos de recuperación por soldadura

En Talleres Mecánicos Arri, donde la excelencia en el mecanizado se fusiona con la innovación, reconocemos la complejidad del proceso de mecanizado de piezas, especialmente cuando se trata de válvulas y cuerpos de válvulas de grandes dimensiones. Este procedimiento, una operación secundaria de alto valor añadido, no solo culmina la elaboración de las piezas, sino que también implica un estricto control de calidad.

homologacion del procedimiento de soldadura para la recuperacion de piezas metalicas

¿Cómo funciona el proceso de mecanización de piezas a partir del plano del cliente?

El proceso de mecanización de piezas a partir del plano del cliente es un paso crucial en Talleres Mecánicos Arri, donde combinamos habilidad técnica y experiencia para dar vida a componentes esenciales, especialmente en el ámbito de las válvulas y cuerpos de válvulas de grandes dimensiones. Este proceso, que puede originarse a partir de dos tecnologías fundamentales: forja y fundición, se centra en transformar las ideas del cliente en piezas físicas funcionales.

Cuando se trata de piezas provenientes de fundición, el cliente suministra las piezas y nos proporciona los planos correspondientes para llevar a cabo el mecanizado. Aunque pueda parecer obvio, es importante destacar que, en este contexto, las piezas suministradas por el cliente son esenciales para asegurar la coherencia con sus requerimientos y facilitar el proceso de montaje posterior.

Sin embargo, en el mundo de la fundición, siempre existe la posibilidad de que aparezcan defectos en el material, como grietas o poros. En este punto, el cliente se enfrenta a la necesidad de tomar decisiones importantes. Es esencial entender que, en muchos casos, la decisión del cliente no se trata de una preferencia personal; más bien, está sujeta a las normativas y estándares específicos que rigen el pedido. Es un momento crítico en el que el componente "pasa" o "no pasa" según los criterios establecidos por la industria.

Cuando se detecta un defecto durante el proceso de mecanización, el cliente se encuentra con diferentes opciones, cada una con implicaciones significativas:

  • Aceptar el defecto: Si el defecto se encuentra dentro de los criterios de aceptación del cliente, este puede optar por aceptar la pieza a pesar de los defectos detectados.
  • Modificar el plano: En algunos casos, el cliente puede decidir modificar el plano original y solicitar que continuemos con el proceso de mecanización. Esto se hace con la esperanza de que la modificación pueda hacer desaparecer el defecto o mejorar la calidad de la pieza.
  • Rechazar la pieza: Si el cliente considera que no hay ninguna manera de que la pieza sea válida para su uso previsto, tiene la opción de rechazarla. Hasta ahora, esta era la única alternativa disponible en muchos casos.
  • Reparar la pieza por soldadura: Si los requisitos del cliente y las características del material lo permiten, la recuperación por soldadura es una alternativa para evitar rechazar la pieza. Esta recuperación puede ser realizada por la fundición, por el propio cliente o por parte del proveedor de mecanizado.

En Talleres Mecánicos Arri, hemos incorporado esta última solución: la recuperación por soldadura. Esta alternativa no solo representa un enfoque más sostenible, evitando el rechazo directo de la pieza, sino que también ofrece la posibilidad de corregir defectos mediante procesos homologados de soldadura, evitar costes y plazos de transporte… Es una solución óptima para el cliente final.

La recuperación por soldadura como clave para superar imperfecciones en el mecanizado de piezas.

Este proceso de recuperación por soldadura no solo significa una segunda oportunidad para la pieza, sino que también demuestra nuestro compromiso con la eficiencia y la calidad en cada proyecto. En lugar de descartar una pieza con defectos, ahora podemos aplicar nuestra experiencia y conocimientos técnicos para corregir y mejorar, brindando a nuestros clientes soluciones más flexibles y sostenibles en el mecanizado de piezas.

A pesar de nuestros esfuerzos por garantizar la perfección en cada paso del proceso, somos conscientes de que la naturaleza misma de la materia prima puede propiciar la aparición de defectos. En algunos casos, las piezas imperfectas son descartadas o reprocesadas con importantes costes y movimientos, pero en Talleres Mecánicos Arri, hemos ido más allá. Hemos implementado un proceso homologado de recuperación por soldadura, un pilar esencial que nos permite abordar y solucionar defectos que puedan surgir durante el proceso de mecanización.

Cuando nos enfrentamos al desafío de mecanizar piezas bajo plano proporcionado por el cliente, ya sea proveniente de forja o fundición, asumimos el compromiso de llevar a cabo un proceso preciso y de alta calidad. Es crucial destacar que, en el caso de piezas de fundición, suministradas por el cliente para su mecanizado según plano, existe la posibilidad de defectos en el material, como grietas o poros. Aquí es donde surge la necesidad de tomar decisiones fundamentales por parte del cliente.

La recuperación por soldadura no solo es una opción funcional, sino que también aporta ventajas significativas al cliente. Nuestro proceso homologado tiene como objetivo no solo corregir defectos, sino también ahorrar tiempo al cliente. A través de esta alternativa, podemos aumentar la competitividad, acortar plazos, reducir costes y mejorar el servicio, todo mientras mantenemos un estricto control de calidad en cada etapa.

Talleres Mecánicos Arri, empresa homologada.

Contamos con soldadores homologados y medios adaptados, lo que nos permite intervenir de manera inmediata ante cualquier incidencia detectada. En Talleres Mecánicos Arri, asumimos un compromiso fuerte con nuestros clientes, llegando al punto de interrumpir nuestro proceso productivo habitual si es necesario para llevar a cabo las reparaciones de soldadura requeridas.

Hemos superado limitaciones previas en nuestra capacidad de soldadura homologada. Anteriormente, si la soldadura requería un proceso homologado, debíamos subcontratar el servicio. Ahora, en Arri, hemos obtenido la homologación necesaria para realizar estos procesos internamente, respaldada por documentos oficiales como el PQR, WPS y WPQ desarrollados en colaboración con el centro tecnológico Lortek.

Nuestra homologación se basa en dos normas reconocidas en el sector: ASME Section IX (Calificación de procedimientos de soldadura PQR, WPS, WPQ) y EN-ISO-15614-1:2018 (Especificación y cualificación de los procedimientos de soldeo para los materiales metálicos). Esto nos permite realizar reparaciones de soldadura homologada en dos tipos de materiales: acero al carbono y acero inoxidable, Estellite Gr6 en material base de acero al carbono o acero inoxidable o acero martensítico y también Inconel 625 en material base acero al carbono, utilizando métodos de soldadura TIG y MIG-MAG.

En resumen, en Talleres Mecánicos Arri, la combinación de experiencia, know-how, inversión en maquinaria avanzada y la capacidad de recuperación por soldadura homologada nos posiciona como un socio confiable y completo en el sector de mecanizado de válvulas y cuerpos de válvulas de grandes dimensiones. Nuestro compromiso es ir más allá de las expectativas, ofreciendo soluciones integrales que garanticen la excelencia en cada proyecto que emprendemos.